11 descubrimientos que harás como universitario si no te quedaste en el Conalep

Desde el orégano que no es orégano hasta los diez kilos de fotocopias al semestre

México.- En este feliz primera semana de clases en la Universidad (la única semana feliz, realmente) los alumnos de nuevo aún no saben si saldrán íntegros y lúcidos, o si ahí dejarán sus felices años de juventud mientras les crecen unas terribles ojeras y a los hombres se les cae el cabello.

Ya, en el segundo semestre, los nuevos universitarios estarán acoplados a los duros latigazos académicos y habrán aprendido a nivelar su vida escolar equilibrándose entre materias fáciles de pasar y otras que les costarán lágrimas y muchas horas de procrastinación.

Ahora te diremos cuáles son 11 principales descubrimientos que tendrás durante tu primer semestre en la carrera. Más o menos, aplica igual para todas las licenciaturas. En caso de ser del Conalep, te ofrecemos una disculpa por haberte hecho perder el tiempo y con gusto te redireccionaremos a la siguiente nota de este sitio. Anótele bien:

1. Que no puedes salvar el semestre en la última semana.

2. El mayor descubrimiento gastronómico: los siempre bienaventurados tacos de canasta, llenadores, económicos, tienen opción para vegetarianos, siempre hay unos afuera de tu escuela y son la comida más suculenta si los comes con mucha hambre.

3. Si tus profes son de “la vieja escuela”, te pasarán cientos de fotocopias que se traducirán a muchos kilos de papel que significan muchos arbolitos que se sacrificaron para que tú estudiaras una carrera.

4. Que eso que parece orégano no es orégano y te pone metafísico, místico, retórico, profuso, atemporal, incorpóreo, áureo y con bien hambriento después.

5. Conoces a tu compañero el foráneo y descubres hechos tan insólitos como que la pluma se llama también “lapicero”, los esquites son “elotes de vasito”, etc.

6. Las aguaslocas y sus efectos secundarios (no puedes llamarte universitario si nunca probaste eso).

7. Que los más habladores y opinólogos de las clases son, casi siempre, los que más tiempo tardan en titularse, o de plano se salen de la carrera “porque es pésimo el sistema educativo”.

8. La dolorosa madrugada de regreso a casa, después de ir a una fiesta y ver en el transporte que todos van bañados y presentables mientras tú transpiras alcohol en cada poro.

9. Los lugares estratégicos para echarte un sueñito: el rincón de la biblioteca, las jardineras, el salón de hasta atrás, el metro de regreso etc.

10. El café ayuda a ponerse las pilas, pero tampoco exageres, no es milagroso, así que si no dormiste nada, no hay poder cafeínoso que pueda ayudarte.

11. Sólo los elegidos por la Matrix logran titularse inmediatamente, el resto de los mortales pueden tardar de uno a diez años, si es que lo consiguen.

 

 

 

 

Compartir 11 descubrimientos que harás como universitario si no te quedaste en el Conalep

Logo