young man drinking energy drink. Athlete relaxing after an intense workout. Portrait of a man takes a break from running. Young man drinking after sport

También se comió un cóctel de camarones

Cueva de la Lujuria.- Arnulfo Vargas, es un joven que independientemente de su nombre, vive con optimismo y adelantándose a las situaciones de hecho.

Luego de recibir un mensaje de su ex preguntándole una dirección, Arnulfo se emocionó y ahora confía en que “su” chica querrá volver andar con él, por eso, ya hasta se ha tomado una bebida energética pues es casi un hecho a su parecer que esta noche la verá.

“Se ve que se muere por mi”,  reflexionó para asimismo el joven luego de pasarle la dirección de las pizzas que le habían pedido.

Arnulfito, como le dicen sus días, tiene la plena confianza que la energía consumida en los envases de los toritos será usada en la reconciliación, y no lo mantendrán en vela toda la noche en caso de que la chica ya ande con su instructor del gimnasio.

Es tanta su confianza, que hasta comió un cóctel de camarones que lo ayudarán en el supuesto que se dará en el horario de los noticieros.

El cóctel de mariscos junto con la bebida han hecho en su humanidad una bomba que explotará en cualquier momento, de ahí que los ruegos de todos nosotros van con la reconciliación de la pareja o que el WiFi del joven funcione cuando necesite visitar páginas anti estrés.

Compartir Joven toma bebida energética con la esperanza de volver con su ex

Logo