“Me haces este corte rapadito de los lados de favor”

México.- Los tiempso cambian y con ellos el mame, los memes, el tren, el tren del mame y nuestros artistas de la estética masculina.

Hace algunos años, ir a la peluquería era un ritual para los caballeros, donde se hablaba de temas varoniles, leían el periódico y olía a atún con tabaco.

Hoy la cosa ha cambiado, así que decidimos viajar en el tiempo para echar un vistazo a estos viejos salones de testosterona y las comparamos con las estéticas de hoy en día:

 

Compartir 8 diferencias entre un barbero de antes para hombres y uno de hoy para millennials