Confunden venta de garaje con instalación de arte posmoderno

Aumentan a un 500% el precio de los productos

La Roma, goe.- Una subasta de arte contemporáneo resultó ser en un principio una simple venta de garaje. Dicha subasta recaudó mucho más dinero de lo previsto, pues los hípsters de la Roma adquirieron cientos de productos considerando que se trataba de piezas de arte posmo.

La familia López decidió organizar una venta de garaje con la finalidad de deshacerse de sus chácharas y, de paso, tener un ingreso extra. Para su fortuna, la venta fue todo un éxito desde las primeras horas de la mañana debido a los fervorosos consumidores de arte conceptual que consideraron esa venta como una exposición itinerante.

Aparatos inservibles, ropa vieja, juguetes rotos y discos de acetato fueron de los principales productos que los únicos y detergentes se llevaron a sus casas. Algunos incluso compraron huacales de madera considerando que estos muebles son mucho más decorosos que algún librero o un buró.

Algunos curadores subrayaron que esa venta de garaje era una mina de oro para ellos, pues podrían comprar cualquier cacharro de ahí a un precio muy caro y luego revenderlo a un precio mucho más caro, pues “entre más caro se venda, más valor artístico tiene”, explicó un curador.

Además de los curadores, muchos artistas emergentes aprovecharon la oferta, la promoción para comprar unas cuantas chácharas y trasladarlas inmediatamente a ZSONAMACO con la esperanza de que algún millonario pudiera interesarse en dichas piezas artísticas.

Compartir Confunden venta de garaje con instalación de arte posmoderno

Logo