Desde no tener empleo hasta no tener empleo

 

Valle de la Procrastinación.- Después de cumplir 25 años entramos en ese momento angustiante llamado: “Ya valí madres, tengo que ponerme las pilas”, y no sabemos exactamente qué hacer. Sobre todo, si después de los 25 aún no estamos titulados (incluso muchos ni siquiera se han graduado), sentimos que la vida se nos acaba y que no hemos hecho nada provechoso.

¡Pero, descuida, pequeño y asustadizo amiguito! Todos pasamos por este tipo de crisis, y, a decir verdad, no hay mucha diferencia entre seguir cumpliendo años con un título que cumplirlos sin él, al final de cuentas, los caminos de la vida nunca son como tú pensabas.

Luego, cuando llegas a los 30 años y aún no te titulas ves a los treintones que ya son licenciados y descubres que también ellos sufren y la pasan mal. Así que cuando llegue tu periodo de chsvorruquescencia recuerda que, con título o sin título, puedes triunfar en la vida. Veamos las diferencias:

 

1. Con título: Ve convocatorias de maestrías para poder vivir con beca.

Sin título: Ve convocatorias de maestrías para animarse y poderse titular.

2. Con título: Lamenta haber sido tan ñoño en la Universidad y no disfrutar un poco más.

Sin título: Lamenta haber sido tan desmadroso en la Universidad.

3. Con título: Está buscando un trabajo donde le paguen 40 mil al mes.

Sin título: Dice que es pasante y que aún está chavo para titularse, “me la llevo con calma”.

4. Con título: A nadie le importa si es o no es licenciado.

Sin título: A nadie le importa si es no un fósil.

5. Con título: Añora volver a sus felices tiempos de estudiante.

Sin título: Ya no quiere seguir siendo estudiante.

6. Con título: Siente que estar titulado no le sirve para nada.

Sin título: Sabe que estar titulado no le servirá de nada, pero de todos modos quiere su cédula.

7. Con título: Se reúne con sus excompañeros de generación para sentirse joven.

Sin título: Huye de sus excompañeros de generación para evitar críticas.

8. Con título: Consiguió titularse por examen profesional.

Sin título: Lleva nueve años intentando escribir la tesis.

9. Con título: Se siente extraviado con su vida y no sabe qué meta alcanzar.

Sin título: Sólo tiene una meta: titularse.

10. Con título: No tiene trabajo.

Sin título: Tampoco tiene trabajo.

 

Compartir 10 dolorosas diferencias entre un chavorruco con título y uno sin título