10 molestas características del güey que siempre opina para llamar la atención en clase

Más que una pregunta, yo tengo un comentario

Torre de Rectoría.- A estas alturas del semestre, todos los estudiantes ya están fastidiados de ciertas cosas que ocurren durante clase. Quizás el asunto que más fastidie sea el típico compañerito que es único, detergente, intelectual, líder de opinión, iluminado, analista político y presidente del club de los pretenciosos.

“Oh, qué bueno que siempre quieras dar tu brillante opinión en clase, ven, cásate conmigo”, dijo ninguna mujer nunca jamás. Y, de todos modos, este fastidioso alumno necesita demostrar su superioridad frente al resto de la clase, a pesar de que a todos los tenga hartos y se quede sin amigos en vacaciones.

Si en tu clase no hay nadie así es porque tú eres ese compañerito exasperante. Pero ¡descuida!, ahora te mostraremos las diez características principales de este tipo de persona, para que te pongas las pilas y no caigas mal en tu grupo. Anótale bien:

1. Pose de intelectual

2. Opina algo que no tiene nada que ver con la clase

3. Contradice al profesor

4. Te ve con cara de: “no sabes nada”

5. Piensa que es popular, pero todos están hartos de él

6. Cuando no llega a entrar a clase, los demás sienten alivio

7. Antes de que llegue el profesor, está con un libro para que todos vean que es muy brillante

8. Cuando opina, al resto del grupo le da por toser (los tosidos significan: “ya cállate”)

9. Nunca platica contigo porque no estás a su nivel intelectual

10. Se queda solo en la salida

 

 

 

Compartir 10 molestas características del güey que siempre opina para llamar la atención en clase

Logo