Ángel de la Independencia confiesa estar deprimido por salir siempre en las fotos de las quinceañeras

Se ha convertido en el símbolo de los XV años

 

Reforma.- El famoso Ángel de la Independencia, que nos ilumina con su dorada figura desde la glorieta del Paseo de la Reforma, declaró estar fastidiado y deprimido a causa de las cientos de fotos de quinceañeras que lo ocupan como una escenografía.

“Seguramente estoy en miles de hogares de la Ciudad de México, posando como si sólo fuera un adorno más de los XV años de alguien”, expresó entristecido el Ángel mientras una quinceañera se retrataba.

El Ángel de la Independencia confesó estar cansado también de que la gente celebre acontecimientos intrascendentes en su glorieta, pero que eso aún lo puede tolerar; lo que realmente sí es insoportable, dijo, son las sesiones fotográficas de las quinceañeras, “sus vestidos coloridos dañan mis retinas”, expresó.

Sin embargo, las santas tradiciones de las quinceañeras de la Ciudad de México dictan que se deben tomar un par de fotos con su llamativo vestido en las zonas emblemáticas de esta gran urbe, algunas eligen el Palacio de Bellas Artes, Chapultepec o la Alameda, pero el Ángel de Reforma siempre ha sido el favorito de las festejadas.

“Si no me tomo una foto en el Ángel, no va a despertar la mujer que en mí dormía”, confesó una adolescente durante una larga sesión fotográfica mientras el Ángel tuvo que fingir estar sonriente y de buen humor.

Compartir Ángel de la Independencia confiesa estar deprimido por salir siempre en las fotos de las quinceañeras

Logo