Nadie lo puede creer

México.- Un equipo de arqueología urbana descubrió un auto Vento que pasea por las calles de la Ciudad de México sin ser Uber ni moverse gracias al “Waze”. Este auto es, hasta ahora, único en su especie y aún no se sabe si es legal manejar un Vento sin que sea Uber.

Según la investigación de los antropólogos, el enigmático Vento pertenece a Isaías Ortiz, quien con mucho esfuerzo y un préstamo de Elektra logró comprarse su Vento (con mensualidades que pagará durante cuatro años).

Sin embargo, contrario a la tradición de convertirlo en Uber para pagar la deuda que implica comprar un auto nuevo, Isaías no ha descargado la aplicación ni se ha inscrito como socio de este servicio de transporte.

Al respecto, el representante de Uber en México aseguró que no hay nada que temer, pues tarde o temprano ese Vento se unirá a la gran familia Uber, “está en el código genético de esos autos, igual que los Versa, no tienen otra opción”, concluyó mientras le salía una sonrisa macabra.

Mientras tanto, el propietario del vehículo, Isaías, dijo que él nunca pensó que comprar un Vento implicaría transformarlo en Uber, pero confesó que, cuando lo maneja, le han dado ganas de viajar por la ciudad sin rumbo fijo para ver si “sale algún pasaje”, asimismo, expresó que ha tenido una extraña necesidad de endeudarse o realizar gastos innecesarios para después ganar “una lanita extra” manejando el Uber.

 

Compartir Arqueólogos descubren al primer auto Vento que aún no es Uber