Cuando le sacas provecho a un graffiti sin permiso del autor y además lo demandas

Porque no te bastaba con decirle mono a un niño

Vandalismo.- El gigante del retail textil, H&M, vuelve a ser centro de las críticas. Pues hace unas semanas que una imagen de su tienda en línea causó indignación a miles de arenosos en todo el mundo. Nos referimos al hoodie de “Coolest monkey in the jungle” que casualmente era usada por un niño afroamericano.

Aunque miles de personas lo relacionaron enseguida gracias a su racista y cochambrosa mente, dejó a la marca sueca con el estigma del racismo y con miles de detractores. Y porque un escándalo nunca es suficiente, esta ocasión, H&M decidió que era buena idea usar una obra del artista de graffiti, Jason “Revok” Williams, en uno de sus spots.

Obra de Revost en Nueva York
Imagen del promocional lanzado por H&M

Cualquier marca que decida apoyar el graffiti merece reconocimiento. Por otra parte, Revok demandó a la empresa sueca por usar su obra sin su consentimiento (y con fines comerciales), a lo que H&M contraatacó con una demanda argumentando que las obras de caracter urbano no tienen propiedad intelectual y que además son ilegales.

Hasta el momento no se sabe más sobre ambas demandas, pero desafortunadamente todo parace indicar que como buena señora chismosa, H&M saldrá beneficiado.

 

Compartir Cuando le sacas provecho a un graffiti sin permiso del autor y además lo demandas

Logo