Creen que caen bien con sus “chistes”

México.- La Condesa, La Roma y Tepito, lugares donde abundan ciertos seres que a nadie le caen bien, que cuando los ves en la calle huyes y tratas de no verlos a los ojos.

No hablamos de los americanistas, sino de los vendedores de esos pastelillos que Pinterest puso de moda hace 45 años llamados cupcakes.

Su anatomía se basa en perseguir parejitas mientras caminan por esas calles, mientras abordan con chistes de mal gusto, mientras comes y hasta en el baño salen del WC para venderte uno de sus pasteles chafas que compraron en el cosco o bien, hicieron en su casa con materiales e ingredientes de muy dudosa procedencia.

Pero ya no hablemos más del tema, mejor veamos el dibujito:

 

No amigo, no quiero cupcakes, gracias.

Compartir 8 incansables y odiosas cosas que tiene un vendedor de cupcakes o eso