Mueble para colgar ropa y toallas sufre crisis de identidad

Asegura que es una caminadora y nadie le cree

 

Lomas de Chapultetrepo.- El mueble de la señora Rosalba Salle Pons fue trasladado de urgencias a una clínica psiquiátrica luego de que presentara un severo cuadro de crisis de identidad: “ese mueble para colgar ropa y toallas piensa que es una caminadora”, expresó el psiquiatra que lo atendió.

Meses atrás, la señora Salle Pons se dirigió a una plaza comercial para comprar un nuevo bolso y algunas “chacharitas”. Entre esas chácharas encontró un excelente perchero ideal para colgar uno que otro trapo que “la señora que le hace el favor de hacer la limpieza” tendría que lavar.

El perchero fue instalado en una esquina de la recámara. Con el tiempo, el mueble no estaba conforme con su uso, así que decidió alzar la voz en redes sociales para expresar su inconformidad: “yo no soy un perchero, soy una caminadora, no me falten al respeto, brothers”.

Las críticas y burlas llegaron inmediatamente, “en otros países podrás ser lo que tú quieras, pero esto es México, papá”, dijo un rascador de espaldas que en realidad era un cepillo. “Deja de quejarte y mejor revisa tus privilegios”, sentenció un pisapapeles que en realidad era una roca.

Sin embargo, algunos millennials apoyaron al perchero argumentando que “quizás sea una caminadora atrapada en el cuerpo de un mueble para colgar ropa”, y que “todxs somxs libres para elegir lo que deseamos ser, sin importar nuestra anatomía”.

Mientras tanto, al psiquiatra le valió diez hectáreas de camote lo que pensaran acerca del perchero y advirtió que dicho mueble permanecería internado hasta que aceptara su realidad y no pretendiera ser otra cosa.

Compartir Mueble para colgar ropa y toallas sufre crisis de identidad

Logo