Mucha caída de baba/ con ese vestido rojo

El Mundo del Internet.- Todo parecía indicar que el pasado domingo sería un día equis, tranquilo, normalón, sin nada nuevo, hasta que en las redes sociales se divulgó un video donde la joven cantante Camila Cabello es entrevistada durante la entrega de los Grammys y, a mitad de la entrevista, dice algo así como: “pérame tantito, deja me aplasto las bubis”.

Minutos después, ¡pum!, el internet comenzó a hervir en oleadas de pasión al mirar la naturalidad con que Camila se acomoda el escote y sigue luciendo su sensual vestido. Incluso, la ceremonia de los Grammys recobró la importancia que hace tiempo había perdido, hasta hubo quienes se dignaron a ver la premiación, nomás para no perderse ningún detalle del vestido rojo de la artista. En pocas palabras, ahora sí, los Grammys se pusieron buenos.

En ese hervidero de emoción, uno de nuestros becarios quiso escribirle una oda a Camila Cabello. Y, después de echarle mucho coco y con el amparo del espíritu de Octavio Paz y Yordi Rosado, nos hizo llegar estos finísimos versos que ahora se los compartimos:

 

Cuánto luz y extravagancia,

qué figura y qué destello,

qué elegancia la de la Francia

tiene Camila Cabello.

Decía la gente al verla:

“Achis, achis, oh là là”,

pues Camila era una perla

de la Havana, ooh, na, na.

Hubo mucho taco de ojo,

mucha caída de baba,

pues con un vestido rojo

la cantante se paseaba.

Aunque el Grammy es aburrido,

Camila saltó a la escena

y, ajustándose el vestido,

ese show valió la pena.

Tal vez un reguetonero

le haya dicho: “oye, mami,

yo quiero ser tu habanero,

¡tú merece´ más que un Grammy!”

Quizás un adolescente

en tal foto halló un remanso

y, mirándola de frente,

quiso ajusticiar al ganso.

Así, como está vestida,

excelsa y bella se ve,

y quien la contempla olvida

a Maluma y Becky G.

Si alguien la vio con enojo

sólo envidia su talento

pues con su vestido rojo

se volvió el hit del momento.

 

 Versos escritos por @lufloro

 

Compartir ¡Esa de rojo! Le dedicamos estos versos a Camila Cabello y su sensual figura