No es fácil

Ciudad de México, México. – Enero es el mes en el que las personas se proponen cambiar su vida y mejorar sus hábitos para tener un año mucho más productivo. Dejar de fumar, aprender un idioma y bajar de peso son las principales metas trazadas para mejorar la calidad de vida. Es así como un ciudadano acusa a una gordita al pastor de evitar cumplir su cometido. 

 

Guillermo Patiño, de 28 años, está viendo truncado su propósito de comer más saludable por culpa de una gordita, así contó durante una entrevista que le realizamos mientras compraba ropa deportiva nueva porque la que tenía ya no le quedaba.

“La neta que no es mi culpa wey, yo he hecho todo para comer más saludable, compré una caja de yogur en Costco, ahora tomo leche de almendras e inclusive terminé a mi pareja porque su mamá cocina muy rico, pero llegan estas gorditas a seducirme y wey, yo no soy de hierro”.

Patiño ha iniciado una campaña para declarar ilegales las gorditas al pastor, los pambazos y las tortas de carnitas.  Alegando que es mucho más sencillo para él tener una vida saludable sin tantas tentaciones en la calle.

 

 

Compartir Gordita al pastor se interpone entre un joven y sus propósitos de año nuevo