Para qué jugar con un Xbox cuando puedes jugar con los sentimientos de alguien

 

Valle de la Pobreza.- Sí, sí, ya sabemos que está bien berghas que a tus sobrinitos les traigan los reyes unos juguetes muy costosos, aun cuando no se hayan portado bien. A veces, inexplicablemente los Reyes se ponen generosos y le traen a un niño un auto a control remoto o una consola de video que él ni siquiera pidió, pero que a su papá, casual, le divertirá mucho.

Por desgracia, hay veces que esa extraña religión llamada pobreza impide que los Reyes Magos den con el domicilio del pequeñín. De modo que no le traen ni oro, ni incienso, ni mirra, ni dulces ni mergas. Así de manchados pueden ser los Reyes Magos (aunque, la verdad, son muy pocos los casos en que no traen nada, pues ahora existen los pagos a doce meses sin intereses).

Pero supongamos que los Reyes no te trajeron nada debido a que eres pobre, o a que ya estás crecidito, o, de plano, te portaste muy mal. ¡No te agüites, pequeño lector! En El Deforma hemos analizado 13 ancestrales métodos que te prometen horas y horas de diversión y que son completamente gratis. Veamos:

 

Vamos por partes, primero, los juegos clásicos, cuando tienes amigos:

1. Avioncito

2. Stop

3. Las correteadas o atrapadas

4. La cascarita

p

5. El burro castigado

6. El famosísimo deporte extremo de tocar un timbre y echarte a correr ALV

Luego, cuando estás solito

7. La avalancha improvisada

8. Viernes de siluetas

9. Tu imaginación

10. Jugar con tu mejor amigo

Por último, los métodos más crueles y poco recomendables

11. El bullying al niño que sí le trajeron juguetes (no lo haga, compa)

12. Jugar con los sentimientos de alguien

13. Jugarle al berghas

 

Compartir 13 métodos ancestrales para divertirte si eres pobre y los Reyes no te traen nada