Alto a la violencia

 

México.- Varios millennials indignados y líderes de opinión en el activismo de las redes sociales, decidieron manifestarse a las afueras del Palacio de Gobierno para exigir el cese de la violencia contras las y los piñatas que año con año son “molidas a palos” por personas insensibles.

Antes de manifestarse, desarrollaron los Hashtags #TodosSomosPiñates y #NoMasPiñatasRotas, los cuales tuvieron mucho éxito en Twitter. Miles de jóvenes se sumaron a la causa argumentando que las piñatas rotas son un signo de violencia pues simbolizan los sueños, ilusiones y anhelos que se han roto en su vida, “por culpa de las piñatas soy emocionalmente inestable”, comentó un millennial.

Otros millennials expresaron su total rechazo a la cancioncita: “dale, dale, dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino”, dijeron que es una canción violenta y que los lastima emocionalmente, pues incita  al reguetón por aquello que dice: “dale, dale, dale…” Además, perder el tino y perder el camino son otras formas de vida que deben ser respetadas.

Exigen que el Gobierno lance un programa de restauración de piñatas rotas, donde reciban apoyo psicológico y les ayuden a superar el trauma de haber sido apaleadas. Dijeron que “darle de palos a una piñata es una manera de educarnos para ser violentxs”.

Luego salieron armados con su celular para videograbar a las personas insensibles que compran piñatas y denunciarlas en sus redes sociales: “saluda al Facebook, cerdo violento asesino de piñata”, gritó un millennial mientras grababa a un padre de familia que compró una piñata del Chilaquil.

Compartir Millennials indignados exigen que se detenga la masacre de piñatas