No pasaremos esa vergüenza de los octavos de final

 

Ángel de la Independencia.- ¡Por fin! El TRI está a punto de romper esa terrible maldición de siempre jugar cuatro partidos en el Mundial. ¡Sólo jugaría tres partidos ALV! Así es, sólo los tres juegos de la primera ronda.

Los jugadores de la selección mexicana, después de la inminente goliza que Alemania les propinará, felicitarán a ese equipo, le pedirán perdón y se regresarán a México justo a tiempo para poder votar en las elecciones de 2018.

Nuestros más jóvenes lectores, que pertenecen a la generación de Justin Bieber, Maluma, Bad Bunny y Mc Dinero, quizás no lo sepan, pero, es verdad: existe una dolorosa maldición en nuestro país la cual consiste en que el TRI sólo pasa a octavos de final y ahí se queda siempre, lleva seis Mundiales sin poder llegar al quinto partido, le pasó en 1994, 1998, 2002, 2006, 2010 y 2014 (#NoEraPenal).

Tan grande es la maldición de no poder llegar a los cuartos de final que muchos mexicanos lo consideran un sueño muy lejano. Se dice que es más fácil que Guatemala, Nicaragua y Belice consigan su pase a un Mundial a que México llegue al quinto partido. Peor aún: es más fácil que el Cruz Azul deje de cruzazulear a que México llegue a cuartos de final. Qué triste. Qué triste, deveras.

Afortunadamente, esa maldición parece llegar a su fin, pues las profecías aseguran que nuestra gloriosa selección mexicana ha encontrado la mejor vía para no pasar por sexta vez esa vergüenza: “si tanto les molesta que sólo lleguemos a octavos de final, entonces no llegaremos ni a octavos de final”, expresó Juan Carlos Osorio.

Mientras tanto, la sabiduría popular concluyó: “no tienes que temer una vergüenza en octavos de final si no llegas a octavos de final, ponte berga”.

Compartir El TRI, a punto de romper la maldición del quinto partido: ahora sólo jugará tres