“Ay, no te hubieras molestado… No, es en serio… Nah, cómo crees, es broma”

Oficina.- Intercambios… ¿quién fue el maldito genio que inventó esta manera tan incómoda de interactuar con las personas con las que trabajas o estudias en épocas decembrinas?, ¡¿acaso fuiste tú, Hitler?! Quien haya sido, mientras tengas dos brazos y dos piernas atados a un tronco te verás forzado a regalar y recibir regalo, probablemente malo y probablemente lo odies.

Nadie se escapa de este tipo de eventos, ni siquiera nuestro metrosexual favorito, Ricky Martín, quien recientemente recibió este espantoso regalo de Miguel Angel Preston Mancera Jonhson. “De parte de la ciudad y como intercambio local entre cuates, toma este apestoso chaleco horrible de mi parte. Lov ya”, declaró el jefe de Gobierno de la CDMX.

Pero no queremos vernos como el “amarguetas” del grupo, dijo el tío de 45 años a sus sobrinos de brazos cruzados en el sillón, por lo que hay que sonreír de manera semi amable, recibir el regalo entre tus manos y pronunciar una de las siguientes frases del pasivo agresivo que todos tenemos dentro.

Esperemos te sean útiles, apliques una buena frasecilla y salgas del compromiso lo más rápido posible.

1. ¿Estuvieron buenas las ofertas verdad? Ah, no te creas… 

2. Está increíble… Ya te gustó ¿verdad, Ramírez?, si quieres te lo regalo… en serio, te lo doy, ya tómalo.

3. Me encantó… (y de inmediato lo guarda o lo deja en botado en su escritorio)

 

4. Hey dijimos que más de 200… Es broma, tía, te quiero.

5. Ah caray, ¿y esto cómo se pone o qué? (dándole vueltas a un sencillo suéter) 6. ¿Tú lo hiciste?, te quedó PRE-cioso. 7. Me haces quedar mal, compadre, con este regalazo que me diste, el mío se quedó corto

 

 

 

 

Compartir 7 pasiva agresivas frases para recibir ese regalo de intercambio que está de la bergha