Esto explica por qué aparecen solas cada Navidad

México.- Fuentes cercanas a esa bombonera de vidrio que siempre ha estado en un mueble de la sala de la casa de la abuela informaron esta mañana que ha comenzado el proceso de generación espontánea de colaciones.

La colación es un dulce clásico de la temporada navideña. El misterio de esta ovalada y colorida materia de azúcar glas radica en que emerge de la nada en la época invernal y, aunque nadie se las come, también desaparecen solas al concluir los festejos navideños.

Expertos en fenómenos paranormales y seguidores de Aristóteles consideran que las colaciones provienen de un proceso de maduración de las caquitas del conejo de pascua, que comienzan a desarrollar el recubrimiento azucarado rosa, verde, amarillo, azul o blanco y la textura de pico que las caracteriza.

El eslabón perdido

“El excremento del conejo de pascua comienza a perder calor con la llegada de la temporada invernal y el exoesqueleto confitado le ayuda a sobrevivir a las bajas temperaturas”, explica el científico John Johnston, experto en oro, plata y en romper la piñata.

El proceso de formación espontánea de las colaciones suele pasar desapercibido a lo largo del año.

“Una vez que terminan las posadas, nadie se vuelve acordar que existen hasta el siguiente año cuando vuelven a aparecer en la casa de la abuela”, explica Johnston.

Una vez formadas en su totalidad, las colaciones se utilizan como relleno para las piñatas, de acuerdo a la Ley General de Posadas promulgada por el general Victoriano Huerta.

Aunque en teoría son comestibles, en la práctica se usan como proyectiles, impactándose en la cabeza del idiota de tu primo durante la reunión familiar del 24 de diciembre.

“Una vez cumplido este ciclo, las colaciones abandonan su cascarón de dulce y deberán esperar un año para volver a comenzar su ciclo”, concluyó.

Roy Bobadilla Ver otros 60 artículos

Presidente del club de fans de MC Dinero


Compartir Comienza la generación espontánea de colaciones en casa de la abuela