A Luis, a Julio, a Fernando, José, otro Julio…

Missouri, Estados Unidos.- Un hombre caucásico perteneciente a la iglesia Bautista de Westboro (esa que dice que Dios se ríe cada vez que muere un soldado negro migrante homosexual) de nombre Richard “Dick” McKenzie sufre una depresión crónica severa. La condición se originó en la sala de cine 4 donde proyectaban la cinta Coco.

“Pensé que era otro filme trillado, algo que podría hacerme dormir un rato mientras mi familia se entretenía”, confiesa Dick ya recuperando el no-color de su pigmentación albina. Don Richie nos comparte que la temática mexicana del filme abrió viejas heridas en su corazón, “todo esto me recordó a ‘Javier’, mi jardinero en turno”.

Javier Bravo Macizo fue deportado el presente año debido a las leyes antiinmigrantes propuestas por Donald Trump. A pesar de no estar fuera de ninguna norma, y por más suplicas de Mr. Dick, Javier tuvo que volver a su patria chica. El equipo de Identificación de Hermanos Latinos de El Deforma nos confirman que JaviSan ya se encuentra en casa y con un negocio propio en camino.

Javier y Richard mantienen conversación por teléfono, pues eran agradables amigos a pesar de las diferencias retardadas mentales de uno sobre el otro. Por su parte, Dick evitará ir tanto al cine, de preferencia a películas que no le recuerden la realidad que ignora y que le impida seguir quemando cruces en Virginia.

Con información de Ritchie LeónHeart

Oso Rulo  Ver otros 14 artículos

No haga el Oso. Bienvenidos a Rulo. Y con ustedes, el Oso Rulo.


Compartir Gringo llora al ver la película de Coco y recuerda a su jardinero deportado