Y no le estaban dando consejos

Roma, Italia.- El poder de las redes sociales tiene sus pros y sus contras, gracias a ellas ahora es más fácil entablar comunicación con las personas, tarea que antes costaba una  odisea si no eras amigablemente apto; pero por otro lado también es más factible que gente que no deseas se enteré de tu cautivador pasado y pueda usarlo en tu contra.

Así le pasa al protagonista de nuestra siguiente historia, su nombre es Ruggero Freddi, profesor asistente de Análisis Matemático I en la Facultad de Ingeniería Clínica y biomédica en la universidad la Sapienza de Roma; todo normal hasta aquí ¿quién podría estar interesado en un simple profesor de aburridas matemáticas?, pero lo que llamó la atención a sus alumnos fue que tenía cuerpo de físico culturista mas que de ingeniero.

Deli.

Así como buenos stalkers, que son sus alumnos y por que a otros se les hizo conocido el profesor, se pusieron a investigar qué clase de trabajo había tenido este antes de ser maestro y la gran sorpresa fue que, Ruggero Freddi había sido primer actor del porno gay de Estados Unidos, mejor conocido bajo el pseudónimo de Carlo Masi.

Lo que Ruggero respondió a sus estudiantes cuando supo que ya estaban enterados fue: “Yo soy de una familia humilde y estudié Ingeniería Informática porque pensé que podía servir como ascensor social, pero sólo encontré luego empleos con sueldos muy bajos. Alguien me ofreció trabajar en el cine porno y decidí probar suerte, cosa que extrañamente me dejó mas dinero, que trabajar para lo que había estudiado.” Insiste de todas formas en que su carrera como actor porno gay no es ningún secreto.

Freddi asegura que dejó el cine porno a los 34 años cuando tocó la cima y vio que necesitaba abrir una nueva etapa en su vida. No le fue mal: se sacó la carrera de matemáticas y obtuvo una beca para realizar el doctorado, lo que le abrió además las puertas a la enseñanza en la Universidad, un mundo en el que dice ser feliz, pero en el que gana mucho menos que antes. «Ahorré lo necesario para poder vivir hoy con la beca de 1.016 euros más los extras por las clases.

Creo en la cultura, y eso que el estudio te hace mejor, pero no más rico».

Así que ya lo saben cuando estén en una situación difícil económicamente tal vez puedan recurrir al porno, para solventarse tal como lo hizo este profesor de matemáticas. Y recuerden: más vale rostro conocido que culo por reconocer.

Compartir Cuando estás tranquilamente viendo “pornosotros” y encuentras a alguien muy, muy familiar en el video