Quiere romper paradigmas/Si se rompe no hay bronca

La Roma Goe.- En este mundo líquido, posmoderno, vegano y sin gluten, donde todo es una construcción social y debemos problematizar nuestra realidad a fin de poner en duda las convenciones estéticas, además de intertextualizar los códigos de la plástica canónica y blablablá, blablablá, blablablá… decíamos que en este mundo de los hípsters es muy fácil distinguir qué es arte conceptual y qué no lo es.

Muchos pueden irse con la finta de ver algún rayón en la pared cuando en realidad se trata de una pintura abstracta, o contemplar un espacio vacío cuando ese espacio vacío está “lleno de significado” y existe un discurso de la oquedad o algo así.

Por eso, para que no te confundas entre lo que es arte conceptual y lo que no lo es, aquí te dejamos nueve muy claras diferencias entre una pieza conceptual y una simple, sencilla y humilde caja de zapatos. Apúntele bien:

 

Compartir 9 refinadas diferencias entre una pieza de arte conceptual y una caja de zapatos