Además de volverse insoportable

México.- Todos tenemos un amigos que lleva dos largos días de su existencia yendo al gimnasio. Quizás ésta sea la peor decisión que ha tomado, no por los beneficios de ejercitarse, sino porque de pronto se vuelve un ser irreconocible… no en su aspecto físico (ya quisiera) sino en su personalidad.

Con sólo dos días de ir al gym basta para que tu amigo comience a experimentar grandes cambios en su comportamiento. Su nueva actitud ante la vida es muy diferente a lo que fue dos días antes. Veamos cuáles son las principales metamorfosis de dicho individuo:

 

1. Por generación espontánea, se convierte en fisicoculturista

2. Le surgen muchos músculos… invisibles

3. Sigue comiendo garnachas, pero con Cola light

4. Tiene quince pretendientes imaginarias y ocho novias ficticias

5. Quiere que el mundo se entere que los licuados de huevo con apio son más deliciosos que los tacos al pastor

6. Por cada minuto que pasa en el gimnasio, dedica otros diez minutos a sus redes sociales para presumir que está en el gimnasio

7. Aún come galletas, pan y helado, pero revisa la tabla de calorías, pues ya es un experto en nutrición

8. Le brotan 50 selfis por cada rutina de ejercicio

9. Quiere cambiar el garrafón en su trabajo, para que todos vean su invisible musculatura

 10. Ya no eres un gordo, sino un hombre delgado atrapado en el cuerpo de un gordo

Compartir 10 transformaciones que tiene tu amigo cuando lleva dos días yendo al gimnasio (y que sólo él nota)