Ingenioso, mi querido Pinkman

MeMéxico.- ¿A quién no le  gustan los chongos zamoranos? Ese manjar hecho de leche cortada y que hace que tus dientes rechinen al mismo tiempo que te preguntas, ¿por qué me estoy comiendo esta pasta sabor a azúcar?

Pues parece ser que este típico postre mexicano ha sido utilizado con otros fines, ya que en días pasados, un binomio canino logró localizar e identificar un paquete en Morelia, Michoacán, con supuestas latas llenas de chongos zamoranos cuyo contenido resultó ser una generosa carga de metanfetamina.

Así es, al puro estilo del Chapo Guzmán que traficaba cocaína en latas de chiles (según Netflix), estos ingeniosos traficantes pensaron que nadie sospecharía de unas simples latas del delicioso postre con textura de vómito, pero no contaban con la astucia de los agentes caninos de la Policía Federal.

El cargamento tenía como destino Mi Nezota, Estados Unidos y eran aproximadamente tres kilos de metanfetamina envestida en las mencionadas latas.

Imagen genérica de Chongos Zamoranos, Pancita de Res o Vómito hipster, no sabemos

“El primer indicio de que algo andaba mal es cuando vimos que estaban enviando chongos zamoranos y es que, ¿quién neta pagaría por un envío de leche podrida con azúcar?” comentó el perrito policía en exclusiva para El Deforma.

Compartir Clásico que te vas a comer unos chongos zamoranos bien shidori y terminas siendo Heisenberg