Cualquier falta al Divo implica privación del pozole

Viva México.- El secretario de Gobernación anunció, en conferencia de prensa, que los días de asueto, por motivo de la celebración del cumpleaños de nuestro país, serán suspendidos en caso de que las personas no cumplan con uno de los requisitos indispensables para ser un auténtico mexicano: llorar con alguna canción de Juan Gabriel.

El secretario dijo que a los mexicanos se les perdonan más cosas que deberían ser parte de su identidad; por ejemplo, no habrá sanción para los mexicanos que no coman chile del que pica, o incluso para los que prefieran un vil sándwich a unos deliciosos tacos al pastor, pero, en ninguna circunstancia se les perdonará que no lloren con alguna canción de nuestro Juanga querido.

Esta decisión fue tomada con base en los datos que arrojó una investigación hecha por mexicanólogos y juangabrielistas. Los investigadores sostuvieron que el hecho de llorar con alguna canción de Juan Gabriel demuestra que el mexicano posee un alto grado de sensibilidad antes distintas situaciones dolorosas, además de una visión humana y profunda de las grandes emociones (como el amor eterno, el aferrarse a un imposible y la valoración de quien nos sabe bien cuidar).

Por lo tanto, los mexicanos deberán ser muy sinceros con ellos mismos (y ante la sociedad) para preguntarse si han llorado escuchando al Divo de Juárez. En caso de no haber soltado siquiera una lagrimita, tendrán un día más para hacerlo; de lo contrario, no podrán celebrar las fiestas patrias.

A estas personas insensibles se les recomienda que no coman pozole en la noche del grito, pues científicos han revelado que el sabor del pozole existe gracias a la sensibilidad del mexicano, cosa que se comprueba cuando se llora con alguna canción de Juanga. Entonces, si no existe humanidad en esos individuos, deberán sacrificar su plato de pozole para otros mexicanos que tengan un paladar más sensitivo.

Compartir Mexicanos que nunca hayan llorado con una canción de Juan Gabriel tendrán que trabajar durante las fiestas patrias