Tuvieron que aprovechar “estar en lo oscurito”

Norte del País.- En algunas ciudades de Coahuila, Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas se registró el día domingo un apagón masivo cuyo origen aún no es explicado.

Según informó la CFE, el apagón duró poco más de una hora, lo que traducido a “tiempo sin internet” equivale a un largo, tardado y doloroso día. Después de cinco minutos obscuridad total, los afectados rezaron al Dios Wifi para que les diera un poco de internet; sin embargo, al no obtener respuesta, entraron en severa crisis de ansiedad.

Después de diez minutos sin energía eléctrica, los habitantes de esos estados no tuvieron otra opción que convivir con su familia, platicar, leer un libro a la luz de unas velas y aprovechar el tiempo para “hacer rechinar el catre”.

Muchos afectados sacaron provecho de la apagada situación y se refugiaron en “lo oscurito” para encender la pasión. Así, a la luz de la luna y las estrellas, el domingo de fútbol se convirtió en domingo de “echar pata”. Incluso hasta olvidaron las carnes en el anafre y las cervezas en la hielera, “hubo prioridades, pariente”, confesó más de uno.

En vista de ello, el INEGI anunció que, dentro de nueve meses, se espera que en dichas entidades del país aumente el número de nacimientos. Los hospitales de maternidad estarán muy concurridos y estos bebés serán conocidos como “la generación del apagón”. Al cumplir un año, estas criaturas serán bautizadas masivamente y tendrán una misma madrina: la cantante Yuri.

Compartir Tras apagón, INEGI prevé un incremento en el número de embarazos en el norte del país