Compartir Sismo provoca que mágicamente miles de personas se conviertan en geólogos y meteorólogos