Gracias, igual

México.- De acuerdo con una reciente investigación científica de un grupo interdisciplinario de tercer semestre del CONALEP,  decir “provechito” después de comer trae grandes beneficios digestivos a largo plazo y que aseguran una vida plena.

La famosa frase que decimos todos los mexicanos al momento de retirarnos de la mesa hasta ahora se mantenía como una intrascendente tradición de cortesía para convivir con extraños comensales, pero ahora estudios recientes han demostrado que también tiene beneficios saludables.

Vista esquemática del intestino delgado

 

Al decir “provechito” el cerebro emite un mensaje neurocerebral positivo que libera altas dosis de melanina, sustancia encargada de mejorar el flujo digestivo, combatiendo el colon irritable y también sirve como acabado en muebles de madera o conglomerado.

Tras este descubrimiento, expertos recomiendan decir “provechito” de dos a tres veces diarias, pero también combinarlo con hidratación constante y ejercicio aeróbico para quemar grasa rápidamente y mejorar la calidad de vida.

Compartir Expertos afirman que decir “provechito” después de comer ayuda al flujo intestinal