¡Y lo pidió sin cebollita!

México Surrealista.- Por primera vez en la historia de esta nación, que pronto cumplirá 207 años de vida, se registró el incómodo caso de un individuo que fue a una taquería y sólo pidió un taco al pastor (de los de tortilla pequeña), con cilantro y piña, pero sin cebolla. ¿Es éste el principio del colapso de nuestra identidad mexicana?

Este personaje, que juró ser mexicano (o sea, no tenía pretexto para justificar su alta traición a la patria), llegó el día de ayer a los tacos de la esquina de su trabajo. Después de tomar asiento y mirar detenidamente la carta, llamó al mesero. Mientras otros pidieron un alambre con todo, una gringa de bistec y cuatro al pastor más un tepache (sólo para empezar), este exquisito comensal ordenó un taco, así es, un solo taco al pastor.

El mesero, fuera de sí, comunicó este hecho inmediatamente a las autoridades, quienes han levantado un proceso en contra de este sujeto para quitarle su nacionalidad mexicana. El mesero dijo que él pensaba que sólo pediría un taco “para el antojo” y que además degustaría una orden de queso fundido y una torta campechana, pero no, el hombre, después de comer su taco, se marchó.

Esta triste noticia podría justificarse si el hombre fuera vegano. Las crisis de vivir en la no-carne son muy comunes y se solucionan comiendo tacos a escondidas; pero, hasta donde se sabe, los veganos jamás actuarían de ese modo.

Para colmo, este sujeto pidió su taco sin cebolla y no le echó salsa. Además, se lo comió levantando el meñique, muy aristocráticamente. Desde la mesa de redacción del Deforma, esperamos que Tacotéotl y Quetzalcóatl se apiaden de su alma y lo perdonen; porque nosotros no.

 

Compartir ¡Indignante! Hombre va a la taquería y sólo pide un taco