Lo escoltaron a un lugar más seguro

México.- Tras las fuertes inundaciones que se registraron ayer en diversos puntos de la República, la Ciudad de México amaneció inundada en algunos de sus lugares más emblemáticos. El Metro, las principales avenidas e incluso el Reclusorio Norte reportaron desbordamientos que imposibilitaron sus actividades cotidianas. 

Precisamente en el Reclusorio Norte, el exceso de agua obligó a los custodios a desalojar las instalaciones, reacomodar a los presos comunes y trasladar a otros centros penitenciarios a los peces gordos. El más gordo de ellos, incluso, se negó a abandonar su cuarto mientras alegaba que se encontraba en una huelga de hambre.

Se trata de Javier Duarte, JaviDú, el poeta de Veracruz, el corrupto favorito de todos, el Lord de los Memes. Al notificarle que debía abandonar su cuarto, el ex gobernador exigió prudencia, paciencia y virtual contigencia, lo que fue respondido con una manita de puerco por parte de los oficiales:

Tras el rescate, JaviDú fue trasladado a una modesta prisión en el Hotel Sheraton, en donde se dispuso a cuatro funcionaros y tres secretarios de estado para apoyarlo en lo que hiciera falta. Incluso, el mismísimo Secretario de Gobernación, Oso Rio Chong, acudió a ayudar a su viejo colega:

Las autoridades confirmaron que Duarte se encuentra fuera de peligro y ya comenzó a escribir su siguiente obra. Seguiremos informando.

Compartir Tras inundaciones, autoridades rescatan a Javier Duarte del Reclusorio Norte