Nadie se va a dar cuenta, tú confía en mí

El Salvador.- Como bien saben, generalmente en este medio solo reportamos sobre temas que suceden en nuestro hermoso México y de interés internacional, pero hoy llegó a nuestra redacción la información de un lector del Salvador, la cual es digna de ponerse en un sitio como este por su naturaleza.

En México tenemos un sentimiento generalizado de que el gobierno todo el tiempo nos trata de ver la cara (y generalmente lo logran), y aunque bien dice la frase “mal de muchos, consuelo de tontos”, nunca está de más darse cuenta que en todas partes (o al menos en varias regiones) pasan cosas igual de ridículas.

En este caso se trata de una región en donde han peleado para que no pongan antenas, pues se ha demostrado que vivir muy cerca de ellas puede ser dañino para la salud, y con una gran -qué digo gran- genial idea, lograron engañar a las personas.

¿La gran idea? Disfrazar a la antena de palmera

Se habla de que esto se hizo en conjunto con el gobierno local para evadir los impuestos y “hacer como si ahí solo hay una palmera” a la vez que pudieron poner una antena en una zona prohibida.

Me imagino al empresario pensando el plan con la autoridad:

“En serio nadie lo va a notar, hasta le hacemos unas rayitas al poste para que se vea bien natural y ya queda”.

Compartir Si creías que México era un país ridículamente mágico, llega esto del Salvador para pelearnos el puesto