No tatuarse es la nueva forma de ser único y diferente

 

Condesa-Roma-Brooklyn-Austin.- Las nuevas generaciones comienzan a hacerse presente con sus propias actitudes de rebeldía y ha llamado la atención el creciente número de hijos de hipsters que se ha negado rotundamente a hacerse tatuajes o pintarse el pelo de colores antes reservados para los pollitos de feria.

“Existe un rechazo puntual a los tatuajes entre los jóvenes hijos de hipsters. Estamos viviendo un cambio de paradigma en el que no tatuarse es la nueva contracultura”, explica el sociológo Margarito Mantecón, quien cuenta con un tatuaje.

Padres conservadores se han horrorizado al saber que sus vástagos no tienen la más mínima intención de continuar con la tradición familiar que ellos iniciaron de tatuarse. Se han dado cuenta que se alinean más a la postura radical de sus abuelos de rechazar dejar marcas en su cuerpo para toda la eternidad.

La normalización del tatuaje fue algo que le costó sangre, sudor y lágrimas a nuestra generación y es una vergüenza que las nuevas generaciones no aprecien lo que luchamos por su libertad de tatuarse y se nieguen a convertirse en un lienzo artístico caminante”, lamentó un padre de familia hipster.

La negativa a preservar los valores culturales e ideológicos establecidos en la sociedad por parte de los más jóvenes incluye un rechazo al veganismo, al ateísmo y los movimientos ecologistas.

“Le dije a mi mamá que no creía en el cambio climático y se escandalizó y casi me manda con un exorcista, jejeje”, comentó un niño de diez años.

“Los negacionistas del cambio climático son los nuevos ateos”, reconoció Mantecón.

Roy Bobadilla Ver otros 6312 artículos

Presidente del club de fans de MC Dinero


Compartir Hijos de hipsters se rebelan negándose a hacerse un tatuaje