En tiempos de crisis unos lloran mientras otros venden pañuelos

 

México.- El día de ayer la Ciudad de México se volcó en un caos total y esta vez no fue por las manifestaciones, los temblores, el tráfico cotidiano, el inicio de clases, las obras viales, el día de san Juditas, o la invasión de Godzilla, sino por las lluvias que ocasionaron inundaciones en diferentes partes de la ciudad.

Tanto fue el caos que ni el aeropuerto capitalino ni el metro se salvaron de las travesuras coquetas del dios Tláloc que quiere hacer grande a la ciudad de México otra vez, convirtiéndola en un lago posmoderno del siglo XXI, en donde solamente los genios y expertos en innovación saldrán a flote, literalmente.

Este es el caso de estos chicos que ante la inminente tempestad crearon un sistema de transporte semi acuático utilizando canalizadores de tránsito (así se llaman esas cositas naranjas que el gobierno pone para que les peguen estampitas o les rayen la leyenda “SÓLO MUJERES”), los cuales sirvieron para llevar a las personas hacia un lugar seguro.

Este negocio cuya tarifa es de “diez varitos carnal”, se dio a conocer en un video grabado en el metro Pantitlán y es una muestra de que los mexicanos somos unos genios oportunistas o simplemente víctimas de nuestro clima:

 

Compartir Estos genios mexicanos crean un nuevo modelo de transporte semiacuático en la CDMX