“Así nos ahorramos lo del muro y Trudeau queda más cerca de mí”, afirmó

México.- Minutos después de que arrancaran las renegociaciones para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, Lord Peña Bebé envió un comunicado urgente al secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, para que éste pusiera sobre la mesa un tema crucial para Peña y México: reubicar geográficamente a Canadá.

EPN analizó durante varios días los verdaderos beneficios que México podría obtener de la renegociación del TLCAN. Volteó a ver a una de sus paredes de su oficina donde figuraba el mapa de América del Norte que él mismo había pegado para siempre tener en cuenta dónde se localizaba Trudeau. Miró con detenimiento el mapa y de repente tuvo una epifanía: “¡Canadá debería ser vecino directo de México y USA debería quedar hasta arriba!”, exclamó.

Ante el descubrimiento, él mismo quiso asistir a las renegociaciones del TLCAN y sentarse a un lado de Trudeau pero, al saber que éste no asistiría, Lord Peña canceló su viaje y optó por enviarle un comunicado al secretario de Economía, que ya se encontraba en la reunión.

Enrique Peña Nieto aseguró que últimamente su relación con Estados Unidos es algo complicada, pues Trump lo ha instado a que ellos vayan solos contra el mundo, mientras que él sólo quiere estar con Trudeau.

Además, el tema del muro no lo deja dormir: afirma que ya no hay dinero para construir esa pared, pues todo se lo gastó en el avión presidencial. Bueno, el problema del muro fronterizo sí lo deja dormir, pero lo que en verdad le quita el sueño es pensar en Trudeau y saber que está tan lejos.

Por ello, la solución a todos los problemas es que Canadá quede reubicada entre Estados Unidos y México. De esta manera, EPN podría saludar a Trudeau cada vez que se lo encuentre regando su jardín, “seríamos buenos vecinos, quizás podríamos ver Game of Thrones juntos”, concluyó con corazones en los ojos.

Compartir EPN pide que Canadá sea vecino directo de México en la renegociación del TLCAN