Moraleja: Antes de ayudar a tus compas, asegura tu propia vida

Meméxico, Lindo y Querido.- El padre más decepcionado de México, Julión César Chávez, intentó ayudar a Rafa Márquez, recientemente señalado por el Departamento del Tesoro por supuestamente lavar dinero, diciendo públicamente que no tiene nada de malo ser amigo de un narco.

El ex deportista dijo que conoce a Rafa personalmente e incluso es su amigo. Según declara, tiene empatía con el futbolista: “También se me ha identificado mucho con el narcotráfico porque tengo muchos amigos narcotraficantes. Pero que sean mis amigos no significa que haga negocios con ellos”, declaró Chávez.

 

 

 

La gloria del boxeo mexicano le mandó buena vibra a Márquez, aunque no le auguró buen futuro pues “Ya cuando se mete el tesoro de Estados Unidos, significa que tiene la sartén por el mango”, dice el expujilista.

Según números de nuestro Centro de Estadística Cuchareada, 85% de los mexicanos se identifican parcialmente con el boxeador, pues todos conocemos un pacheco ocasional o algún estudiante de la UNAM y que sean nuestros amigos no significa que hagamos tratos con ellos.

 

 

Compartir Julión César Chávez intenta defender a Rafa y se convierte en sospechoso