“Este tipo de empresas dañan la imagen de los seguros”, comentó la competencia

Rincón del Timo.- Florencio Bacanales se vio sorprendido cuando su aseguradora le cubrió una cirugía que necesitó de manera urgente.

La grata sorpresa se dio cuando la aseguradora Curitas se apersonó en el hospital para hacerse cargo de los gastos, ya que Florencio tenía seguro de gastos médicos.

“Yo metí la póliza sólo para hacer tiempo, pues yo ya sabía que iba a tener que pagar. Pero me sorprendieron estos cuates cuando pagaron toda mi operación. Hasta me puse a jugar en la camilla de la felicidad”, declaró incólume el asegurado.

El insólito caso ha llamado la atención de la comunidad médica, pues se ha vuelto a abrir la esperanza de que los seguros puedan, en efecto, cubrir padecimientos de pacientes, algo que ya había sido descartada por completo.

La compañía de seguros que pagó el siniestro ha decidido ampliar su presencia en varios estados. Es así que contratará a varios testigos de Jehová para que vendan pólizas al por mayor, aprovechando la cobertura territorial que éstos ya tienen.

“Queremos que se corra la voz que nuestro aseguradora sí honra las pólizas de los clientes”, comentó el insano director de la empresa.

La competencia ha visto con recelo esta política de cumplir y pagar pólizas, y ya han demandado a Curitas por competencia desleal.

Se espera que los tribunales resuelven dándoles la razón a las aseguradoras que se verán afectadas por estos despilfarradores.

Compartir ¡Hallazgo! Descubren primer caso de póliza de seguro que es cubierta al 100%