Cuando la puerta dice “jale” pero tú la empujas y no abre

México.- La vida suele estar llena de momentos dulces y amargos (quizá muchos más amargos que dulces). Aunque muchas veces puede ser sólo distracción y un conjunto de situaciones que nos hacen quedar mal parados frente a la vida.

Y seguramente todos hemos pasado algún bochornoso momento en el que nuestra dignidad quedó hecha pedacitos y no hay más que recogerla y seguir caminando como si nada pasara. Para prevenIMSSS, aquí algunos de las situaciones cotidianas más comunes para perder tu honor y dignidad:

1. Ver de lejos a un amigo, saludarlo y que él ni te haya visto

2. Cuando la taquillera del metro te da el cambio con puras moneditas de peso y atrás de ti hay como 40 personas con prisa

3. Cuando metes tu boleto al torniquete y no pasa, por ende te pegas con las barras del torniquete, y cuando volteas está atrapado por las 50 personas detrás de ti esperando entrar

4. Vas caminando, no ves la puerta de cristal y te estampas contra ella

5. Cuando te quejas porque la puerta no abre pero tú la estabas jalando y dice “empuje”

6. Cuando vas al Starbucks y pides un café “mediano” y te preguntan si quieres el “grande”

7. Cuando tu reloj es de manecillas y te preguntan la hora en la calle y no sabes qué contestar

8. Caminar en dirección equivocada y esperar hasta la siguiente esquina para poder regresar sin que la demás gente se de cuenta

9. Hacerle la parada el camión, que se empiece a detener algunos metros delante de ti y correr hacia el camión y que vuelva a arrancar

10. Encontrarte a algún amigo, intentar saludarlo y que te deje con la mano estirada

11. Subir las escaleras del metro, tropezar y seguir subiendo las como si nada hubiera pasado

12. Pegarte por accidente frente a tus amigos y no sobarte para que no se den cuenta que sí te dolió

13. Mandarle inbox aunque siempre te deje en visto ):

Compartir 13 momentos cotidianos que te hace perder toda tu dignidad y tu honor