Él quería que siguiera sus pasos tocando teclas

Sala de Manicura.- El pianista Richard Clayderman ha reconocido que Cristian Castro es hijo suyo, producto de una efímera relación con la señora Verónica Castro.

Esta revelación explica por qué el virtuoso del clavecín era muy afecto a “dar conciertos” a México. En estos viajes parecía perder peso, pero siempre se creyó que era porque le caían mal los tacos al pastor.

“Todo empezó una vez que Verónica me invitó a su programa Mala noche, ¡no!. Después de las entrevistas, no pudimos controlarnos y nos encerramos su camerino apenas el programa se fue a comerciales”, explicó Clayderman.

Según testimonios del pianista, él siempre quiso hacerse responsable de la bendición que había engendrado contra la pared del estudio, pero Verónica sólo lo dejaba ver a su hijo cuando “El Loco” Valdés tenía sus lapsus lúcidos, algo poco frecuente.

Cristian no ha querido salir del spa donde se suele enclaustrar para dar alguna declaración, aunque con el reconocimiento del francés se han filtrado fotos donde se aprecia el talento del cantante para agarrar las teclas, hobby que tiene tiempo sin hacer.

Aunque Richard no aclaró cuál fue el motivo de la revelación, se cree que tiene que ver con el tour que hará este año por nuestro país en el que sufre frío por las noches. Por lo tanto, espera contar con el apoyo moral de Verónica después de reconocer su paternidad.

“Qué puedo decir, los dedos largos y ágiles de Richard siempre me enloquecieron”, declaró escuetamente Verónica cuando se le cuestionó saliendo de una clínica de botox.

Compartir Richard Clayderman reconoce paternidad de Christian Castro