“No se ni por qué te parí”, expresó su madre

Algún lugar de un gran país.- Sara Errani de 29 años es una tenista italiana de élite profesional, quien incluso fue finalista de Roland Garros en 2012, y ahora está envuelta en un escándalo de dopaje por el cual la Federación Internacional de Tenis ha anunciado su suspensión de cualquier competencia por dos meses.

Errani fue atendida hasta 2012 por el mismo médico que el Armstrong drogadicto, bueno, el que no toca la trompeta

Ésta es la suspensión mínima estipulada en los castigos para deportistas y le fue impuesta por presentar Letrozol en una prueba de orina analizada desde febrero del presente.

Sin embargo, lo que llamó poderosamente la atención fue que Errani argumentó ante el tribunal que probablemente había consumido la sustancia por error ya que su madre la usaba como tratamiento para cáncer y que, en la visita a su casa, pudo tirar por descuido una pastilla en los tortellinis (el buebito italiano) que le sirvió a la malagradecida hija dopada.

Sara Errani pidiéndole a su gfesita otro tortellini

Sin embargo, esa apelación no procedió y la tenista italiana deberá cumplir con sus dos mesesotes de suspensión y el llanto de su madre, quien según fuentes nada confiables de El Deforma, ya le aplicó el “No sé por qué te parí”. Además, se granjeó el odio generalizado de todos aquellos que nunca culparíamos a nuestras gfesitas por nuestras malditas adicciones.

Compartir Como cuando te suspenden por dopaje y culpas a tu pobre gfesita