Una producción de los creadores del pinche sistema retrógrada

Mame de Guanatos.- La perla tapatía tiene fama de albergar tres cosas: las mujeres más hermosas, las mejores tortas ahogadas y el equipo con más tiempo sin salir campeón. Aún con todas esa atracciones y sus 1450 millones de habitantes haciendo palpitar la economía, no se salvan de tener un campus de la UVM.

Del pinche sistema retrógrada donde el maestro se cree la gran verga que hizo emputar a La Mars, llega el siguiente guiño de la UVM a la viralidad por el lado equivocado: los videos de fin de cursos que publicó el Campus de Zapopan.

Esta piezas audiovisual es perfecta para callarle la boca a tu compa lince, como se hacen llamar los de la UVM, cuando quiera criticar tu escuela.

Aquí el video:


La frités de sus versos y su amor por los lugares comunes podría hacerlos candidatos a dirigir algún comercial del  centro cultural ICEL:

Este niño cantinflea un rato afuera del Estadio Chivas y nos deja con “este beat deviniendo en sentir lo que yo quiero decir al fluir de este beat”. Samy ya demanda por derechos de autor.

Este equipo cuenta las capacidades y habilidades que tiene un comunicólogo mientras hanguean al rededor de su campus. Esta niña explica como siendo letrada no pudo se pudo salvar de enamorarse o algo así:

Ella dice que le va a dar una clase de cine a Tarantino, Spielberg y Burton. La falta de rimas no es un problema en este rap:

Ella intentó desenmascarar los mitos de las conductoras de TV, pero se equivocó:

A esta niña nadie le explicó que ser community manager es algo que no se hace por gusto si no por hambre:

Y ella, bueno, ella es el elemento del equipo que le cae bien a todos pero no hace realmente nada. La apuntaron en la lista de compas y a cambio tenemos estos coros dignos del Grammy Latino:

Compartir Cuando alguien de la UVM critique tu escuela, enséñale este video