“Soy bizco, anduve con Simone, y todo para que no me leyera Maluma”

Cementerio de Montparnasse.- El filósofo y escritor francés Jean Paul Sartre dijo, en conferencia de prensa, que su descanso eterno en el paraíso de los ateos se vio terriblemente interrumpido luego de enterarse que su obra filosófica y literaria no figura entre las favoritas de Maluma, gran poeta colombiano y joven promesa de la literatura latinoamericana (¡tiembla, Neruda; tiembla, Borges!).

Jean Paul Sartre aseguró que su feliz inexistencia fue alterada cuando supo que Maluma prefería los libros de Camus que los suyos. Cuando su secretario particular le mostró la foto donde se ve al poeta, poliamoroso y atleta colombiano leyendo un libro de Albert Camus, Sartre sintió una profunda náusea. Fuentes brotantes afirman que “hasta se le enderezaron los ojos ante tanta impresión”.

Cuando un reportero le preguntó al filósofo francés la razón por la que se siente indignado, éste confesó que él siempre había confiado que las futuras generaciones iban a preferir sus libros por encima de cualquier autor, más aún cuando los lectores del futuro fueran intelectuales de gran renombre, como Maluma; “García Márquez y Maluma son mis literatos favoritos de Colombia; pero ahora me siento decepcionado al enterarme de que yo no lo soy para Maluma”, sentenció.

Por su parte, cientos de poetuiteros e intelectuales de las redes sociales aprovecharon el amplio espacio de un vagón para subirse al tren del mame, dijeron que ellos habían leído a Camus antes que fuera famoso y que, incluso, habían escuchado a Maluma antes de que fuera un símbolo de la alta cultura latinoamericana.

Teóricos de los antiguos astronautas dijeron que la indignación Jean Paul Sartre en realidad es un invento mediático para vender más de sus libros y que al filósofo le vale diez hectáreas de queso francés si es leído o no por el joven poeta colombiano.

Compartir Sartre, indignado por no ser el favorito de Maluma