“Los de ahora son más comerciales y menos orgánicos”, afirmó

México.- Ramón Figueroa, escritor de poetuits y estudiante destacado de alguna no destacada Academia de Arte, dictó una conferencia a través de sus redes sociales para revelarle a la sociedad ignorante y enajenada que el mejor Spider Man de todos los tiempos fue, es y será el de 1923.

Ramón aseguró que, a diferencia de todos los Spider Man que han desfilado en cómics, series animadas, series de televisión, películas, videos virales y videojuegos, ninguno supera al que apareció en el lejano año de 1923 y que, durante décadas, ha entusiasmado a cientos de críticos alternativos y veganos.

Escena de la película de 1923

Para Ramón Figueroa, el Spider Man de 1923 es el mejor porque es una propuesta más orgánica, sin gluten, problematizada e intertextualizada, la cual rompe con los paradigmas de las construcciones sociales (es decir, edificios, postes de luz y torres) y pone de relieve las cualidades de un ser humano que, sin efectos especiales, puede escalar rascacielos; además es un film cómico, irónico, de autor, y está en blanco y negro, como el buen cine.

Según declaró este joven, el Spider Man de 1923 era tan alternativo que no necesitaba de superpoderes ni de la ayuda de Tony Stark para que le confeccionara una pijama con GPS. Y no sólo eso: se trataba de un personaje tan experimental que ya desde entonces ponía en duda las identidades entre las especies: “Ser araña es una construcción social, esa araña bien puede ser una mosca si así lo desea, y el Gobierno debe tener leyes que protejan a las especies divergentes y a los organismos transinsectales, es lo que le sucedió al hombre araña de 1923” aseguró el joven.

Después de esta declaración, quedó de manifiesto que este desafiante intelectual se refería a la famosa película protagonizada por Harold Lloyd y titulada en inglés como Safety Last! (conocida en español como El hombre mosca).

Usted mismo juzgue:

 

Compartir Joven único y diferente asegura que el Hombre Araña de 1923 era el mejor