¡Alguien debía frenar esta injusticia!

Meméxico.- Hace casi un mes Leonardo Di Caprio aconsejó al gobierno mexicano, y en específico al papacito monarca de la Nueva España, Don Enrique Peña y Nieto, que por favor protegieran a la vaquita marina, mamífero marino endémico de las costas bajacalifornianas en peligro de extinción inminente, a través de programas de conservación del ejemplar.

Ante ello, un Peña Nieto perfumado le dijo: “Cómo no le haría caso si aparte de güero, se ganó un Óscar con una de mis películas favoritas, interpretando a Christopher Robin en Winnie Pooh y además fue cruelmente dejado a la deriva por la pinche Rose que no le quiso convidar de su tabla. Obviamente él le debe saber al mar”.

Y aunque pareciera que todo quedaría en el mundo mágico del Internet, de pronto salieron a la luz imágenes de Peña Nieto y DiCaprio compartiendo una reunión con el magnate hombre de negocios dueño de media Ciudad Peluche, el “peloncito de oro” Carlos Slim.

Fuentes de sodas de El Deforma afirman que el convenio ambiental firmado el día de hoy no sólo contempla al mamífero más pequeño de la familia de la marsopa, sino que, más contundentemente, busca velar por la sonada masacre en contra de delfinas en el Edomex.

Reza la leyenda que el pasado 4 de junio el pueblo mexiquense había decidido mandar a la extinción al dinosaurio fuerte y con todo; sin embargo, allegados tricolores a Peña Nieto llegaron con bazookas repletas de actas tachadas por el PRI y frutsis para acarrear la mayor masacre de democracia jamás vista desde 1988.

El acuerdo con DiCaprio obviamente va a valerle tres pesos al gobierno mexicano y nos mantendremos como espectadores de la lenta exterminación de la vaquita marina y la democracia nacional, pero la foto queda de recuerdo.

Compartir Leonardo DiCaprio enfrenta a Peña Nieto por la masacre de delfinas en Edomex