A Quadri le gusta esto

Paradero de Pantitlán.- Un destacado grupo de genetistas, preocupados por la gente que se traslada en combis y por el futuro del país (les duele México), ha diseñado a los primeros seres humanos capaces de caber perfectamente en los estrechos asientos de las combis.

Estos seres humanos poseen cualidades anatómicas muy distintas a las del resto de muchos mexicanos de panza chelera y huesos anchos. Los nuevos seres, cultivados in vitro, tienen unos huesos más flexibles y ergonómicos. Su estructura corporal es más ligera y son más estrechos en sus caderas. Además su metabolismo será diferente, pues no engordarán aunque tengan la misma dieta tamalicia y garnachera del resto de los mexicanos.

 

 

Todo ello garantizará que los choferes de las combis (encabezados por el líder Gabriel Quadri) se eviten la molestia de decir: “se recorren bien, por favor, el asiento es para cuatro”. Las personas viajarán sin tener que alternar una nalga y otra. Lo más importante será que el cuarto viajero no tendrá que sentarse en la orilla del asiento, con casi todo el cuerpo por fuera.

Esta situación ya había sido esperada desde que las combis funcionan como transporte público. Las autoridades habían contemplado otras medidas como: crear programas de salud para que los usuarios fueran más delgados, diseñar combis más espaciosas, o simplemente (sería la solución más obvia) hacer que esos asientos sólo sean ocupados por máximo tres personas. Pero ninguna de estas medidas les atrajo tanto como la de diseñar a nuevos seres humanos más estrechos.

Compartir Científicos genetistas diseñan a los primeros seres humanos que podrían caber perfectamente en los asientos de las combis