Se devolverá a su casa temprano por si hace “frijolito” al rato

Cueva del Hipocondríaco.- Consuelito, señora de edad avanzada y de familia honrada, ha decidido arriesgarse a ir su a misa de mediodía sin el suéter puesto, pues siente como que está haciendo calorcito.

Ya en días pasados, “Chelito”, como le dicen sus compañeras de costura, había sentido un poco de insolación al salir con su usual chambrita puesta, por lo que decidió que hoy no la necesitaba. Salió a la calle sin ella por primera vez en 25 años, desde la ola de calor de 1992.

“Parece que el día va a estar más bochornoso que ayer, se me hace que no hace falta ni suéter ni chal”, reflexionó para sí misma la mujer mientras tomaba su bolso y las llaves de su casa.

Al ver que ni una nube se asomaba en el horizonte, Consuelito tomó un doble riesgo al tampoco llevarse sombrilla. Lució irreconocible para los vecinos que la habían visto pasar con su mismo conjunto desde que hace 30 años decidió ir a misa dos veces al día.

Al llegar a la Iglesia, se dio cuenta de que había olvidado su abanico y recordó la Pasión de Nuestro Señor, pues los 38° que se vivían a la sombra han hecho del interior del templo un sauna purificador.

Se espera que, conforme se acerque el verano, el verdadero calor llegue a nuestro país, época que aprovechan los partidos políticos para hacer elecciones, pues la deshidratación y los golpes de calor mantienen atontada a la población.

Compartir Ante el intenso calor, abuelita por fin se anima a salir a la calle sin suéter