Purgará sus pecados y sus toxinas

Meméxico.- El pasado lunes 15 de mayo, durante la misa de las 18:00 horas en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, el sacerdote Miguel Ángel Mascorro fue atacado por un sujeto que se identificó primero como ciudadano francés, luego gringo, luego de San Luis Potosí y quien terminó siendo un reconocido maestro de yoga de la televisión.

Luego del evento, el famoso vendedor de aceites fue detenido por policías de la CDMX, a lo que él respondió sin resistencia. El yogui esperó tranquilo su traslado en posición Vajrasana:

Aún sin querer develar sus motivos que lo orillaron a atentar contra la vida del cura, el “Yoga Teacher” ya prepara, en colaboración con las autoridades capitalinas, un programa de reinserción social llevando su estilo de vida a los presos.

“Queremos que la yoga repercuta en el ano, digo, en la vida de todos los presos para que cuando salgan de aquí sean mejores personas”, afirmó el atacante reformado, mientras pasaba del Urdhva Hastasana al Vrksasana.

Mientras tanto, el Chef Oropeza se ha negado a hablar de la situación jurídica por la que atraviesa su stuntman, confirmando los rumores que apuntaban a un distanciamiento familiar.

Compartir Agresor del cura en la Catedral ahora dará clases de Yoga en la cárcel