Esto es mover a México

Tercer mundo.- Si algo tenemos en común muchas personas de este país es que somos ingeniosos además de tener carencias monetarias. Al combinar estos dos talentos, podemos ser invencibles ante cualquier época de escasez. Sólo necesitamos un poco de imaginación para que nuestra precariedad sea divertida.

Por eso, nuestro equipo de Investigaciones Económicas Torcidas, avalado por Andrea Legarreta, preparó la siguiente lista de consejos útiles para ti y tu pobreza:

1. Si no tienes televisión (o tu televisión no tiene internet, que es lo mismo), espera a que tu vecino prenda la suya y, desde la ventana, diviértete viendo los programas favoritos de tu vecino.

2. Recuerda que los sábados es día de supermercado. No, no es para que hagas tu despensa, sino para que ese día puedas comer gratis con todas las probadas que dan las demostradoras de la tienda.

 

3. La magia del taco con copia, no olvides siempre aplicar el clásico truco de convertir tu taco en dos.

4. Si tu ropa está rota, aprovecha las campañas electorales para vestirte. Te verás estupendo con tu playera, gorrita y tenis del PRI, además de una mochila del Partido Verde.

 

5. Recuerda que no tener dinero para tu pasaje fomenta uno de los más antiguos deportes: caminar. ¿No tienes para el Metro? Camina. ¿Quieres ir a la playa y no te alcanza para el autobús? Camina.

6. Disfruta del Internet en casa de tu ex novia. No es que quieras visitarla, sólo necesitas permanecer afuera de su zaguán para que te llegue la señal de WiFi.

7. Cuando estés en casa, realiza actividades que no requieran energía eléctrica (ni siquiera el uso de focos), tu bolsillo te lo agradecerá. Puedes hacer muchas cosas con la luz apagada y sin aparatos eléctricos, como: dormir, pensar, rascarte la panza, jugar Ouija, o llorar.

8. Junta diez moneditas de cincuenta centavos, corre a tu centro de canje (las taquillas del metro) ¡y cámbialas por un increíble viaje por todas las líneas del metro!

9. Olvídate de comprar artículos de lujo como los libros, siempre están los PDF como la mejor opción.

 

10. Por último, lo mejor que puedes hacer para no sentir la carencia es volverte ermitaño, asceta, místico y desapegado del estúpido y sensual mundo material, así no tendrás que gastar en alcohol, cigarros, ropa; de hecho, no tendrás que gastar en absolutamente nada.

 

Compartir Diez útiles consejos para sobrevivir sin ser rico en la Ciudad