Nadie se lo esperaba

México.- Científicos de la UVM confirmaron que el sabor de la sangre es exactamente el mismo que el de las monedas. Este descubrimiento podría traer graves consecuencias en el actual modelo económico, político, vampirístico e, incluso, en el campo de la medicina y las carnicerías.

Casi por accidente, un destacado miembro de esta comunidad científica comenzó con el análisis. En entrevista para El Deforma, expresó: “Yo siempre he tenido fijación oral por las monedas; ya sé que las monedas son para los pobres, goe, pero a mí me gusta averiguar su sabor. Hace un par de días, mientras ‘veía una peli de miedo’ con mi mejor amigo, me mordí los labios tanto que me sangraron, entonces lo supe todo: la sangre y las monedas saben a lo mismo”.

Estudios de laboratorio y encuestas callejeras corroboraron la pesquisa. Algunos teóricos de la conspiración proponen que el Banco Mundial y el Banco de Sangre establecieron un pacto secreto para intercambiar ingredientes esenciales en la elaboración de monedas y el comercio de sangre. Además, este hecho ha dado un nuevo sustento a frases como: “la riqueza está en ti mismo” o “lo pagarás con tu sangre”.

Aún se desconoce si el sabor de la sangre y de las monedas es una coincidencia o si, efectivamente, la materia prima de ambas es la misma. De ser así, se revelaría uno de los grandes secretos de los multimillonarios, y es posible que los vampiros comiencen a beber monedas y que los vegetarianos opten sólo por usar dinero electrónico.

Por su parte, los científicos de la UVM ya se han postulado tanto para el premio Nobel de Medicina como el de Economía. “Lo que caiga primero”, concluyeron.

Compartir Científicos de la UVM descubren que el sabor de la sangre es el mismo que el de las monedas