El Kaspárov de Atlacomulco

México.- “El Kaspárov de Atlacomulco”, así es como su círculo más cercano ha empezado a llamar al presidente de México, Enrique Peña Nieto, tras su despliegue de habilidades en la práctica del ajedrez.

“La vida es como el ajedrez, pero sin dados“, reflexionó Peña Nieto, antes de retar a una partida totalmente espontánea  a un señor que se encontraba solo con un tablero de ajedrez sentando en una banca de la  plaza de Real del Monte, Hidalgo.

 

“Todos los días me siento en la plaza con mi juego de ajedrez por si un día llega el presidente y quiere jugar. Hoy mi sueño se hizo realidad”, comentó el señor en una improvisada entrevista con el equipo de comunicación de Presidencia.

“El rey hasta el frente significa tristeza, las torres aquí significan un barrio pesado y las piezas aquí significa que mis peones me respaldan”, dijo el mandatario ante el asombro del señor de la plaza.

La partida se prolongó durante varias horas, hasta que el presidente decretó que le había “ahorcado la mula de seises” y se proclamó ganador de los 20 tazos que apostó.

Fuentes extraoficiales indican que la pasión de Peña Nieto con el ajedrez inició cuando una niña lo dejó ganar por recomendación de Osorio Chong.

 

“No hemos tenido el corazón para decirle la verdad”, reconoció el Secretario de Gobernación.

Roy Bobadilla Ver otros 6168 artículos

Presidente del club de fans de MC Dinero


Compartir EPN presume su juego de ajedrez: “Le ahorqué la mula de seises”