¡Uy, así qué chiste!

Ciudad Universitaria y del narcomenudeo.- El arte contemporáneo, ese que nadie entiende pero del que todos tienen una opinión que necesita ser expresada, ha generado una polémica más en el círculo de alta cultura de nuestro país.

Ahora el tren del mame está patrocinado por el Museo Universitario de Arte Contemporaneo (MUAC), quien prepara la exhibición de un anillo con diamante hecho con las cenizas del laureado arquitecto mexicano, Luis Barragán. Aderezando la discusión, se cuestiona la ética de exhibir, como si fuera una obra de arte, restos de un humano.

Cuauhtémoc Medina, presunto pariente lejano de Javier Duarte y curador de la exposición “Una carta siempre llega a su destino:Los Archivos Barragán” (de la artista conceptual Jill Magid que podrá visitarse a partir 27 de abril), aseguró que la obra de arte no es el diamante, ni el anillo; sino la propuesta de intercambiar el archivo completo del arquitecto tapatío, actualmente en propiedad de una familia suiza, por el diamante.

Es neta.

Sin embargo, tres de sus sobrinas y herederas se quejan desde Guadalajara argumentando que a ellas nadie les preguntó si autorizaban la profanación de la tumba del arquitecto. El visto bueno lo dio Hugo Barragán Hermosillo, otro de los sobrinos, quien supuestamente fue convencido por la propia artista en una cena de gala a la que no fueron invitadas las quejosas. Las tres herederas reclaman que tanto la artista como el curador le han dicho a la opinión pública que la familia dio su aprobación de manera unánime.

Según las herederas, Jill Magid no les preguntó si podían exhumar los restos de su tío:

Entre si son peras o son manzanas, ya entrados en la coyuntura varios artistas y personalidades ya se pronunciaron al respecto. Según fuentes cercanas al Deforma:

Chabelo ya pidió que son sus cenizas se haga una estatua de mármol que sea indestructible; los herederos de Diego Rivera convertirán sus restos en un árbol de la vida, característica artesanía de Metepec; mientras que la artista performática Rocío Boliver, conocida como Congelada de Uva, se delineará las cejas de manera permanente con las cenizas de Frida Kahlo.

Parece que sólo el tiempo nos dirá si la expo se convertirá en un fenómeno de selfies viral como el de Yayoi Kusama o será un desperdicio de un millón de pesos. Por lo pronto, Jill Magid ya confirmó su asistencia para un debate el día de la inauguración en el propio MUAC.

Por su parte, Avelina Lésper declaró que todo es una farsa.

Compartir Cuando eres artista y tus cenizas sirven para hacer una obra de arte… contemporáneo