Porque es el héroe que la Tierra se merece

 

Pyongyanng.- El excéntrico exbasquetbolista Dennis Rodman podría haberse convertido, inadvertidamente, en el salvador del mundo al que hacen referencia las profecías de Nostradamus.

Las crecientes hostilidades entre el camarada Kim Jong-un y el presidente Donald Trump pusieron en peligro de una inminente guerra nuclear a la humanidad.

La utopía de convertir al mundo en “dos, tres, muchos Chernóbil” ha seducido al rollizo dictador asiático desde su llegada al poder y la presencia de un bravucón de la talla de Trump al otro lado del mundo hizo que acelerara sus planes.

Sin embargo, las inesperadas fallas en los primeros misiles de prueba y el hecho de que está en marcha la temporada de la NBA han hecho a Kim Jong-un recular en sus ambiciones nucleares.

Como se sabe, el norcoreano es un asiduo fan de la liga de basquetbol estadounidense y tiene en Dennis Rodman a su ídolo, consejero y confidente.

La trama se pone interesante cuando se sabe que Rodman también es amigo íntimo de Donald Trump.

El estrafalario personaje conoció a Rodman durante el programa The Celebrity Apprentice y, desde entonces, se envían memes por Whatsapp con regularidad.

 

El tener un amigo en común facilitó la reunión de las tres partes en una sesión plenaria por la paz llamada la Cumbre de los Tres Chiflados, cuya sede fue el lugar más neutral del planeta: La casa de César Costa.

Ahí, ambos mandatarios charlaron y dejaron atrás sus diferencias para enfocarse en sus coincidencias, como el hecho de que ambos tienen peinados graciosos y son amigos de Dennis Rodman.

Al final, Trump se comprometió a impulsar una nueva versión de la película La Entrevista que retrate con mayor fidelidad la imagen que el pueblo norcoreano tiene de Kim Jong-un.

“¡Woooow! ¡Oooh! ¡Woooow! ¡Qué jugada de Dennis Rodman! ¡Aunque no se compara con su majestad Jordan! ¡Michael Jordan! !Wooooow, tómala! ¡Pan blanco Wonder!”, opinó Enrique Garay

Roy Bobadilla Ver otros 6236 artículos

Presidente del club de fans de MC Dinero


Compartir Gracias a la intervención de Dennis Rodman, Estados Unidos y Corea del Norte firman la paz mundial